Ir al contenido principal

EDITORIAL #4










Por ECL





La gran estafa de las religiones jerárquicas: controlar el infinito ámbito de la espiritualidad humana, catalogarlo, darle sentido y, por supuesto, cortar lo que se sale del margen, cercenar todas las cosas que contradigan los intereses de lxs poderosxs.

La voz de Gino González canta: “avisos clasificados/ a quien pueda interesar/ se vende o quiere cambiar la gente por ser humano(…) cambio a dios por una iglesia/ asombro por religión”. Efectivamente, parece que con este trueke nos jodieron lxs administradorxs de la creencia en sus diversas manifestaciones, vendiéndonos gato por liebre. Porque quienes se han encargado de decantar, pulir, momificar y autorizar los diferentes cultos y/o religiones son defendorxs acérrimos de los intereses de lxs poderosxs, de los machos dominantes, de lxs racistas y de la politiquería barata y sin fundamento. No en vano llevamos más de 500 años de represión violenta a los cultos femeninos (cosas de brujas, de diablas, ¿de cuaimas? ¿Te suena?), a los politeístas, a los de origen indio o negro y a los que son mezcla de todo un poco. Digámoslo así: por lo menos en nuestras latitudes, llevamos un poco más de 500 años de persecución a todo lo que dista de la religión católica imperialista.

Y es que la cosa de una única religión, o una religión dominante, es, sin duda, un buen negocio, al igual que ponerle precio a las creencias (recordemos que pal capital todo se compra y todo se vende).

Un buen ejemplo es la inquisición, un festival de torturas y asesinatos organizado y ejecutado por la iglesia católica a través del que se apropió de los bienes de aproximandamente ocho millones de asesinadxs más una buena tanda de oro acumulado en las multas que pagaron quienes podían hacerlo para conservar su vida. Todo porque los representantes de dios en la tierra alegaban que “Ha llegado a nuestros oídos que gran número de personas de ambos sexos no evitan el fornicar con los demonios, íncubos y súcubos; y que mediante sus brujerías, hechizos y conjuros, sofocan, extinguen y hacen perecer la fecundidad de las mujeres, la propagación de los animales, la mies de la tierra”. Anda, nos salvaron y al mismo tiempo se hicieron ricxs, qué oportuno. Y cuando el negocio de la inquisición dejó de ser TAN rentable y “por casualidad” los españoles y portugueses andaban en plenas andanzas de conquista , entonces bueno, se acude a otro de los beneficios que se autoconcede una religión imperialista: el derecho supuestamente divino a conquistar tierra y esclavizar a sus habitantes, explotando minas, mares y todo lo que se tenga al frente.

Acá, en las tierras saqueadas y resaqueadas para sostener al Vaticano y la corona, sabemos muy bien que desde el primer día de la invasión española, la iglesia católica ha hecho lo que le ha dado la gana por imponerse. Desde prohibir con leyes y decretos la libertad de culto, hasta sustituir figuras ancestrales por íconos pulidos y pintados a ejemplo y semejanza de la raza blanca poderosa nada parecida a la que habita nuestra mixta y coloreada América. La próxima vez que usted tenga en sus manos una estampita del arcángel Miguel fíjese bien en los rasgos del que tiene la pata encima. Fíjese bien, porque esos rasgos son bastante parecidos a los de nosotrxs, lxs otrxs, quienes desde ese mismito momento en que se plantó acá la colonia con sus lanzas y sus cruces, hemos resistido. Y esa resistencia tiene sus frutos, tangibles día a día en las calles caraqueñas: santerxs, espiritistas, babalaos, paleros y un largo etcétera de herencia afro caribeña se cruzan diariamente con una María Lionza que se yergue, con toda la fuerza de su sangre india y su fertilidad infinita, intacta en medio de un ambiente que por más patriarcal y poderoso que se diga, no ha logrado ni logrará destronarla. Ni todas las vírgenes inmaculadas que nos presentaron lograron desplazar a nuestra diosa originaria, ni todas las figuras e iglesias intocables logran que dejemos de traer a tierra y hacer nuestro lo sagrado. Aunque lxs atexs aseguren que dios murió, la verdad es que se ha resignificado y transformado a lo largo de la historia del mundo y la idea de la divinidad trastoca y mueve a un montón de gente: desde los “invisibles” afro caribeños, hasta el culto al dinero que nos llegó con el capitalismo.

La reinterpretación infinita que nos permite lo no probado puede bien usarse a nuestro favor, como demostraron los días y noches de rezos e invocaciones por la salud del Presidente, que divinas o no, deben haber causado una suerte de combinación cósmica nunca antes vista; una mezcla de energías insólitas que levanta la moral y esperanza de los montones de creyentes que desde la conciencia social y la sensibilidad humana apoyan los procesos revolucionarios del mundo. Y aunque nos entusiasme la fe de tantxs concentrada en la revolución, no queremos ni debemos olvidar los años de historia que demuestran que las religiones, con todo lo que contienen (léase dioses, íconos, iglesias y toda la estructura jerárquica que se despliega de ahí pa’bajo) han servido, las más de las veces, para jodernos.

De ahí esta edición de PLOMo, sobre dioses y diosas vivxs y muertxs, nacientes y murientes; sobre mandadores y obedientes en nombre de dios, que nada de divino ni santo tienen. Ya nos lo cantaron antes, y que no se olvide: nada se puede lograr si no hay revolución / reza el rico, reza el amo y nos maltratan al peón. No basta Rezar. Espiritualidad libre: Plomo a la acción.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que suena # 2

Por Zerpector
Jevas de-generadas. Si crees que la música hecha por mujeres en Latinoamérica se limita a los patrones de Shakira, Thalia y Olga Tañón, estas reseñas son para ti mesmx. Te traemos tres propuestas muy distintas entre sí en lo formal (rock/rap/merengue), pero íntimamente relacionadas en la confrontación y el “no me jodas mamaguevo”. Ya sea hablando del amor, la política o el abandono, estás jevas no están comiendo jobo. Cada una en su trinchera está marcando pautas: íntimas y violentas al mismo tiempo.

JESSY BULBO - MÉJICO » TELEMEME (2010)
“no leas no trabajes… ¿quién te quiere? Ay, aquí está tan rico”.
Es difícil divertirse y asustarse al mismo tiempo. Esa creo que es, a fondo, la intención del tercer disco de Jessy Bulbo, grupo que desde el 2006 usa el rock para pasar “de lo desquisiante a lo tierno”, en sus propias palabras. Si bien este disco no es, en mi opinión, tan “rudo” como Saga Mama (2006) y Taras Bulba (2008); sí demuestra una transición coherente y eficiente desde…

Caracas Rotten Town ¿Ciudad podrida?

Colectivo SinVerguenza.
(Masculinidades contra el machismo)



"Cuidado, esta noche alguien morirá en alguna parte" Dice OneChot, cantante de hip hop-raga y víctima de violencia

No cualquiera muere, no cualquiera es víctima de la violencia.  Y en este sentido, hablamos de la microcriminalidad, del uso de armas de fuego, de  esa violencia concreta que se manifiesta en datos y que, ciertamente, sitúa a Caracas como una ciudad violenta[1]. ¿Violenta para quiénes? El número de homicidios tiene una distribución desigual en cuanto a la composición social y en cuanto a la división geoespacial de Caracas. Son los sectores populares quienes sufren y viven los resultados de una violencia histórica y de carácter estructural. Más aún, las víctimas, en su gran mayoría, son jóvenes y pobres[2]. “Cuidado, esta noche, alguien morirá en alguna parte”Dice OneChot, cantante de Hip hop-Raga y víctima de violencia. Ese“alguien que morirá”, según la manifestación cuantificable de la violencia en Caracas…

Lo que suena #1

Por Zerpector


COPIAR, CORTAR, PEGAR Y MEZCLAR: La música latinoamericana actual se presenta como un plato mixto de distintos ingredientes: electrocumbia, neofolklore y merenrock, por ejemplo, son algunos de los subgéneros inscritos en este gran periplo colectivo de redescubrimiento y resignificación de nuestros pueblos a través de nuestros sentimientos. En esta entrega vamos a comentar tres ejemplos de este mezclote: lo Psicotropical, la Verbenautica y el Electrocaribe.

SONÁMBULO»A PURO PELUCHE "Y EL CHIVO ME DIJO: ERES EL ELEGIDO" Es probable que la primera vez que escuches este disco no te guste. En realidad es más que probable. Pero dale una segunda, tercera, cuarta, quinta, sexta pasada… y estás enganchado. Sonámbulo es un coctel de músicos de distintas latitudes latinoamericanas (Cuba, Panamá, Puerto Rico, Argentina) reunidos en Costa Rica, desde donde elaboran fórmulas psicóticas a base de ritmos tropicalientes.
Si bien A puro peluche (2010) es su primer disco, este grup…